El Objetivo General de la Escuela Urtxintxa es creer en la evolución del “ser”, dando prioridad a una serie de valores que nos conduzcan a una calidad de vida y una sociedad más justa que crea en la libertad, afectividad y el respeto.

Vamos hacia el descubrimiento de las potencialidades de individuo, hacia una afirmación amplia y realista de cada personalidad.

El estilo pedagógico por el que opta URTXINTXA tiene que ayudar al individuo a lo largo de toda su vida, especialmente en las primeras etapas del desarrollo evolutivo, a ser persona libre y responsable, es decir a ser dueño de sus actos en cada instante y situación.

Una educación que deba tener en cuenta las situaciones que vive la persona y la sociedad.

Queremos una educación que favorezca el desarrollo lo más completo posible de las aptitudes de toda la persona, como ser individual y miembro de una sociedad.

Una educación que respete a la persona en un progresivo descubrimiento de sí misma y de su hacerse como persona.

Una educación abierta y que fomente el sentido crítico, de tal forma que el niño la niña y el joven y la joven sean capaces de valorar los hechos diarios, reaccionar ante los estímulos de la sociedad y ante las propias posturas que van tomando.

Una educación que ayude a comprometerse directamente en una acción trasformadora, dentro del proceso acción-reflexión.

Consideramos que esto se tiene que realizar teniendo como marco habitual:

  • Una educación integral: porque la persona se compone de una globalidad de aspectos y necesita crecer en todas sus dimensiones.
  • Una educación liberadora: Que libere al ser humano, que no lo adapte ni domestique.
  • Una educación activa: En la que el niño, niña o joven, partiendo de su propia realidad, aprenda a valerse de si misma, a actuar libre y conscientemente y a contar con el grupo, abriendo puertas para la participación y compromiso social.
  • Una educación aconfesional: No estar vinculado a ningún tipo de religión, admitiendo todas individualmente pero ninguna como grupo.